25/8/15


"Los 4 fantásticos", el inmortal grupo de superhéroes creado por Stan Lee y Jack Kirby, es posiblemente, junto al Castigador, la franquicia Marvel que peor suerte ha tenido en la gran pantalla. En ambos casos se han producido ya hasta tres adaptaciones diferentes, y en ambos casos aún estamos esperando que haya una que podamos considerar, si no la definitiva, al menos moderadamente digna. Es más, tanto "Los cuatro fantásticos" como "El Castigador" comparten el dudoso privilegio de haber comenzado con una película de serie B que, contra todo pronóstico, no es la peor de las adaptaciones...

Que la nueva película es un desastre es algo que ya hemos dejado claro. Pero, como nos gusta meter el dedo en la llaga, vamos a dedicar este artículo a hacer una comparativa con las otras versiones que llegaron previamente a la gran pantalla, hablando de los aciertos y errores de cada una de ellas.

1. Los cuatro fantásticos (1994)



Tenemos que comenzar, cómo no, por la semi-inédita (nunca se estrenó en cine y Marvel quiso quemar los negativos, pero si se esfuerzan un poco, aún pueden encontrarla en internet. Y si no se quieren esforzar, ya les damos nosotros un link) versión producida en 1994 por Roger Corman. Un subproducto infame dirigido (es un decir) por Oley Sassone, que, increíblemente, no fue obligado a salir de la ciudad, untado en alquitrán y plumas, y que posteriormente incluso firmó algunos capítulos de Hércules, Xena, Mortal Kombat o Mutante X entre otros.

Y sí, la película es mala, pero todo tiene una explicación. El productor alemán Bernd Eichinger había comprado los derechos de "Los Cuatro Fantásticos" a Marvel en 1983, una época en la que la compañía no estaba tan boyante y en la que los 250.000 dólares que les ofreció Eichinger parecían una bendición.

Pero claro, el tiempo pasó y diez años después aún no había película. El productor pidió una prórroga, pero para aquel entonces Marvel ya intuía que podía sacarle más provecho a la situación si gestionaba ella misma el tema de los derechos, así que le dijo que tururú. Y entonces, en cuestión de meses, Eichinger puso en marcha una producción barata y horrible del grupo de superhéroes, con el único propósito de retener los derechos. Porque, como él mismo confesó, "el trato era que debía hacer una película, pero nunca dije que tuviera que ser buena y con un presupuesto abultado".


Al principio, contando con la ayuda de Roger Corman (alias "el hombre que hacía películas por dos duros y nunca perdía dinero"), decidió invertir 5 millones de dólares. Pero luego debió pensar que tampoco hacía falta fliparse, que con 1 millón era más que suficiente. Y si me dicen que el 90% del presupuesto se lo gastaron en coca, también me lo creo.

Lo curioso del caso es que, salvando las distancias, los efectos especiales que parecen hechos en el Commodore 64, las manos alargadas delirantes de Mister Fantástico y unas actuaciones dignas de una representación escolar infantil no muy exigente, la película no está del todo, todo mal. Es decir, es un planteamiento muy camp, muy sesentero, nada sofisticado u oscuro...pero, en cierto modo, respetuoso con los personajes (que es más de lo que pueden decir otras versiones). 

Aquí los poderes tienen que ver con el paso de un cometa, el Doctor Muerte se pasea con dos cutre-esbirros (en su momento me pareció lamentable , Ahora, después de haber visto la última peli, hasta los echo de menos) y aparece un personaje llamado "El joyero" que es una mezcla de El hombre topo con El amo de las marionetas, pero en muy rancio. Al menos, eso sí, tenemos a Alicia Masters, una Cosa torturada, el Edificio Baxter, Latveria...vamos, que menos da una piedra.

¿Lo divertido del asunto? Que el productor se salió con la suya. No sólo mantuvo los derechos sino que, tras ver el montaje, Marvel acordó pagarle todo lo que había costado la peli con tal de que ésta nunca viera la luz.


Presupuesto: 1 millón de dólares

Recaudación: 0 dólares

Lo mejor: con dos cervezas y muchos amigos, te echas unas risas. Y está hecha con cariño. Del equivocado, pero cariño igualmente.

Lo peor: Que sin cervezas ni amigos, te pone de mala leche. Por más cariño que haya, es simplemente infumable.


2. Los Cuatro Fantásticos (2005)



Tuvo que pasar otra década para que Eichinger, ahora sí, consiguiera sacar adelante una superproducción de "Los cuatro fantásticos", con un presupuesto acorde al de un blockbuster, y con la Fox distribuyendo la película.

Y, siendo sinceros, la cosa, al menos sobre el papel, pintaba mucho mejor, sobre todo en lo que respecta al elenco. Ioan Gruffudd (de actualidad ahora gracias a la serie "Forever") daba el pego como Míster Fantástico. Jessica Alba parecía (al menos físicamente) La mujer invisible perfecta. Chris Evans ya ha demostrado posteriormente que tiene carisma suficiente como para ejercer de superhéroe Marvel (estamos hablando del Capitán América) y Michael "Vick Mackey" Chiklis es, sencillamente, La Cosa definitiva. Y a eso hay que sumarle a un Julian McMahon que disfrutaba de sus 15 minutos de fama gracias a la serie "Nip/Tuck" haciendo del Doctor Muerte. En serio, me parece un casting cojonudo.

(Por cierto, que lo de cambiar de raza a un personaje no es algo que se haya inventado en 2015. La muy caucásica Alicia Masters, la novia ciega de La Cosa - y que en los comics luego se lió con La Antorcha Humana, y luego se casaron, pero resultó que ella era en realidad una skrull...vale, vamos a dejarlo - fue interpretado en la película por Kerry Washington, la protagonista de "Scandal", que es... muy poco caucásica. Pero nadie puso el grito en el cielo. Quizás porque ahí sí que daba igual el color de su piel, ya que no tenía un hermano ni era un personaje icónico ni la elección parecía la pataleta de un director caprichoso)


¿Qué pasó entonces? Pues que la película, de tan blanca que pretendió ser, terminó careciendo de cualquier atisbo de personalidad. No era ingeniosa, no era trepidante, no era...interesante. Sólo muy tonta. Era una película tan, tan descafeinada que, haciendo honor a la verdad, he de confesar que tengo problemas para recordar la trama.

Ahí tuvo mucho que ver la elección del director. Porque después de tantear a Chris Columbus, Peter Segal o Peyton Reed (que se quitó la espina, años más tarde, dirigiendo "Ant-man"), al final el elegido fue...Tim Story. El director de "La barbería" y "Taxi". Supongo que eso explica muchas cosas.

Y aún así, con nubes de energía cósmica en el meollo del asunto (me encanta cómo cada adaptación ofrece una variación sobre el origen de los poderes del grupo), con el Edificio Baxter, Alicia Masters, Johnny y Ben peleando (como debe ser) y hasta con Stan Lee haciendo del mítico cartero Willie Lumpkin, la película, obviamente con El Doctor Muerte como villano principal, lograba un gran éxito de público (que no de crítica).


Presupuesto: 100 millón de dólares

Recaudación: 330 millones de dólares en todo el mundo

Lo mejor: Jessica Alba en ropa interior. Lo siento, pero es la verdad

Lo peor: Su humor de los años 40...más concretamente 1840, y su interés por hacer una película tan familiar, tan blanca, tan descafeinada...que al final he visto prospectos médicos que tienen una identidad más marcada.


Quizás los responsables debieron preguntarle a los espectadores qué opinión les merecía la película, en vez de quedarse sólo con las cifras de la recaudación, Es decir, esforzarse un poco más en intentar adivinar si la gente realmente quería ver una segunda parte. Porque entonces, a lo mejor, no hubieran dado tan rápidamente luz verde a la secuela, Los Cuatro Fantásticos y Silver Surfer (2007), que demostró que el éxito de la primera entrega había sido flor de un día.

Una segunda parte con un Estela Plateada muy conseguido y con un Galactus de vergüenza ajena, convertido en una especie de nube (es lo que ocurre cuando te quedas sin presupuesto para hacer bien las cosas). Con una trama igual de olvidable que la de la primera entrega y todos los problemas de ésta, pero multiplicados. La gente, esta vez, no fue tan magnánima, y parte del público se ahorró esta vez el dinero de la entrada.

Y ojo, que aún salieron medianamente bien librados, ya que aunque el presupuesto se incrementó y la recaudación disminuyó, el film todavía consiguió una nada desdeñable (y absolutamente inmerecida) suma de dinero. Pero los productores debieron pensar que no era plan de seguir tentando la suerte, y que mejor lo dejaban ahí, antes de caer en picado ya del todo con una hipotética tercera entrega.


Presupuesto: 130 millones de dólares

Recaudación: 289 millones de dólares en todo el mundo

Lo mejor: ¿Vale repetir el argumento de Jessica Alba? (más perdida que un pulpo en un garaje, eso también es cierto)

Lo peor: Que no sólo no arregla los errores de la primera entrega, sino que parece empeñada en cebarse en ellos. Y el Doctor Muerte, que repite porque parece que los Cuatro Fantásticos no pueden tener más enemigos.


3. Los Cuatro Fantásticos (2015)



Hubo un tiempo en el que Josh Trank era un director prometedor que había firmado una película muy interesante llamada "Chronicle"...

En la actualidad, con Disney poniendo la pasta, está claro que las cosas han cambiado para La Casa de las Ideas. Si fuera por Marvel, recobraría todas las franquicias que malvendió en su momento, para asimilarlas en su universo cinematográfico que tan buen resultado le está dando.

Pero, claro, las demás compañías no son tontas, todo el mundo ve el filón y nadie está dispuesto a deshacerse de franquicias que les pueden reportar pingües beneficios...en teoría. Porque si los ejecutivos de la Fox confiaban en comprarse nuevas mansiones con lo que recaudara "Los cuatro fantásticos", ya pueden esperar sentados. Pero no adelantemos acontecimientos.

Total, que por mucho que se empeñara Marvel, la Fox no estaba por la labor de devolverle ni a los mutantes ni a Reed Richards y compañía, lo que llevó a una guerra soterrada que propició que Marvel llegara incluso a prescindir del comic de los 4F con tal de no ayudar ni siquiera mínimamente a la promoción de la película (es un rumor extendido...y que particularmente me creo, sobre todo después de ver cómo los personajes de los Cuatro Fantásticos eran eliminados de cualquier tipo de merchandising, como ocurrió con las camisetas dedicadas a las primeras Secret Wars)

Jugando a las 7 diferencias...¿echan en falta algo en la imagen de la derecha?
¿Quizás a Mister Fantástico - a la izquierda del todo, en la primera imagen -?

Lo cierto es que no había falta ese pequeño boicot, porque la película ya estaba gafada desde un principio. Hay proyectos que nacen con mal pie...y éste era uno de ellos. Y eso a pesar de que, como decía, Trank era un director con un brillante futuro (en ese momento su nombre aún sonaba para uno de los spin offs de La Guerra de las Galaxias) y el cuarteto protagonista, es decir, Miles Teller, Kate Mara, Jamie Bell y Michael B, Jordan, lo componían caras conocidas y con talento...aunque quizás demasiado jóvenes. Ahí empezó el problema.

Porque los nuevos "Cuatro Fantásticos" iban a basarse más en la versión Ultimate que en la de toda la vida, algo que ya de por sí parece un error (a mí y a medio mundo, visto lo visto). Y la polémica con la Antorcha Humana negra desde luego no ayudó a crear una corriente de opinión favorable. Sobre todo porque, más allá de que algunos quieran llevarlo al tema del racismo, lo cierto es que este cambio de raza no sólo no aportaba nada a la trama, sino que incluso obligaba a dar explicaciones sobre Sue Storm y su condición de adoptada, algo que tampoco tenía la más mínima trascendencia.


Dicho de otro modo, resultó ser un capricho del director, simple y llanamente. Director cuyos perros causaron daños por valor de 90.000 dólares en la casa en la que se alojó durante el rodaje y que, por lo que han comentado miembros del equipo, no tenía ni idea de lo que hacía en el plató. Mala cosa.

Rumores, hubo muchos (que si Mister Fantástico no se estiraba, que si el Doctor Muerte era un bloguero...). Al final resultaron ser infundados, pero no por ello la película terminó siendo mucho mejor. Aquí el origen es otra dimensión, el Doctor Muerte está más solo que la una (en serio, ¿qué les ha hecho Latveria a la gente de Hollywood? ¿A nadie le parece interesante explorar la figura de Muerte como monarca?), el conjunto es más "oscuro", más acorde a los tiempos modernos y los personajes (que tardan 45 minutos, de 90 que dura la película, en conseguir sus poderes) no se comportan como ellos mismos en ningún momento.

No voy a analizar la película por segunda vez (ya hicimos una crítica, y es más que suficiente), pero me gustaría añadir sólo una cosa: Los Cuatro Fantásticos siempre ha sido una historia sobre lazos familiares (no en vano su apodo es "La primera familia"). Así que ¿en qué cabeza cabe que en toda la película Sue no le dirija la palabra una sola vez a La Cosa y que la Antorcha Humana cruce con él una sola frase, y al final?


Presupuesto: 120 millones...oficiales. Me juego el cuello a que no se acerca a la cifra real.

Recaudación: 130 millones de dólares hasta la fecha

Lo mejor: El diseño de producción. Ves algunas imágenes y piensas que la cosa podría haber molado

Lo peor: Aparte del diseño de La Cosa, lo equivocado del planteamiento. Es difícil explicar cómo una historia que dura 90 minutos puede resultar taaaaaan rematadamente aburrida.


¿Será ésta la última vez que veamos a Los Cuatro Fantásticos en la gran pantalla? ¿Habrá - Dios no lo quiera - segunda parte de esta nueva versión? ¿Tendremos un cuarto reboot? ¿Recuperará Marvel algún día los derechos de los personajes?

Sólo el tiempo puede ofrecer respuesta a estas preguntas. Mientras tanto, y dado que ver las películas es una pérdida de tiempo, nosotros sólo podemos recomendar que, si les gustan los personajes, se pasen al comic y lean la magnífica etapa de John Byrne al frente de la colección. Con permiso de sus creadores, los mejores comics (en opinión del que aquí suscribe) que se han hecho nunca de Los Cuatro Fantásticos.





0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)