13/8/15


"I'm fifty! I'm fifty!" ("¡Tengo cincuenta! ¡Tengo cincuenta!"), gritaba una Jodie Foster eufórica, al subir a recoger el Cecil B. Demille por toda su carrera en los Globos de Oro de 2013, hace sólo dos años. Todo un grito de victoria para una mujer que comenzó su trayectoria como actriz siendo una niña de tan sólo 6 años, y que a lo largo de casi cinco décadas ha forjado una de las carreras más largas, constantes, brillantes y laureadas que haya tenido una actriz en la historia del cine. Una carrera que, sin embargo, en los últimos años parece desvanecerse ante nuestros ojos... Algo de lo que ya nos avisó al final de su discurso (que, a los angloparlantes, les recomiendo encarecidamente que lo busquen íntegro en YouTube... No tuvo desperdicio):


No sólo reivindicó una edad maldita para las actrices en Hollywood: por primera vez en público, habló de su tan rumoreada aunque nunca confirmada homosexualidad, haciendo gala de un sentido de la dignidad por desgracia poco frecuente en nuestras pantallas hoy en día... Y, sobre todo, defendiendo la normalidad del asunto, y el derecho de todos a no tener que hablar de las cosas que no deberían importar ni sorprender a nadie.

Pero la cuestión es que esta brillante actriz, directora y productora, ha decidido refugiarse cada vez más detrás de la cámara: no ha vuelto a protagonizar una película desde hace más de dos años, no tiene ningún proyecto en la agenda... Y ya sea por las (cada vez más) arrugas en ese hermoso rostro (que gracias a Dios no ha pasado por el quirófano...), por reivindicar su condición, o por esa o cualquier otra de las etiquetas que inventan para clasificarnos y desecharnos cuando deciden que ha llegado nuestra hora, ya no quedaban papeles para Jodie Foster... ¿Por qué? Sencillo: porque Hollywood odia a las mujeres.

Hollywood odia a las mujeres. Esa es la realidad. Y para alguien que ama y admira a las mujeres en todos los sentidos tanto como este que escribe... Ese es un pecado imperdonable. A una actriz, Hollywood no le perdona el carácter, ni los rostros "imperfectos", ni los kilos de más, ni las razas, ni las condiciones sexuales, ni las posiciones políticas... Ni nada que se salga del prototipo diseñado para adornar el cartel del próximo blockbuster franquiciero de verano. Pero, sin duda, el rasero más implacable es la edad: la carrera de una actriz acaba cuando se hace vieja... Y en Hollywood, eres vieja a los 60, a los 50... Y hasta hace no tanto, a los 40, si no has empezado ya con las visitas al cirujano de moda, sigues un entrenamiento con el personal trainer de moda, y eres digna de protagonizar la portada de alguna revista... de moda.


Sí, es cierto que existen excepciones... Exactamente eso, excepciones: Meryl Streep ha hecho realidad el sueño de Bette Davis y de tantas otras a las que ha allanado el camino, y ya cumplidos los 60, no sólo sigue gozando de una agenda llena de proyectos y del respeto (incluso creciente) de la industria... ¡sino que además protagoniza comedias románticas de éxito! Algo impensable hace unos años... ¿Más excepciones? Hablemos más bien de "cuotas". Las ancianas ya están cubiertas: sea cual sea el papel, ya tengan que ser estiradas, entrañables, ayudar a Harry Potter o a 007, llamarán a Judi Dench o a Maggie Smith (si quieren acento británico) o a Shirley MacLaine (si les vale americano); para las excéntricas de mediana edad, suelen llamar a Emma Thompson o Diane Keaton, o a eternas secundarias si estas están liadas, tipo Frances McDormand... ¿Y para los papeles de carácter? Helen Mirren, que sorprendentemente ha logrado sobrevivir al ostracismo predominante y engatusarlos a todos, regalándonos incluso mejores trabajos ahora que antaño... Y así, cada perfil está cubierto y copado por un par de nombres a lo sumo que, afortunadamente, logran sobrevivir así al crudo invierno, y cubren la cuota de grandes actrices supervivientes en Hollywood... Pero, ¿y todas las demás?

Sería imposible enumerarlas a todas, así que les invito a que reflexionen conmigo sobre el tema fijándonos sólo en diez actrices: diez grandes actrices de más de 50 años que, para estrechar aún más el cerco, han ganado o estado nominadas al Oscar... Un criterio que deja fuera a una inmensa mayoría, pero verán que sólo con estas basta para echarse las manos a la cabeza...

Así que, empecemos por la más joven de esta lista:

1. Michelle Pfeiffer

57 años. 3 nominaciones al Oscar.

Ya, dirán que no es un buen ejemplo porque sigue trabajando, pero ¿son capaces de recordar su último buen papel? Salvo el divertimento que supuso "Hairspray" (2007) o esa delicia ignorada por la Academia que fue "Chéri" (2009), de Stephen Frears, tendríamos que remontarnos a "La Flor del Mal", "Yo soy Sam" o "Lo que la Verdad Esconde"... ¡Y esas son de 2000, 2001 y 2002! Todo lo que se ha hecho después del 2000 suena cercano, pero no, amigos, lo cierto es que ya han pasado 15 años... Y su última película fue hace dos años, en 2013. Junto a De Niro, eso sí, pero... ¿Alguien habla o se acuerda de "Malavita"?

Me parece increíble que nadie ponga un buen papel en las zarpas de Catwoman ("Batman Returns", 1992), que lo mismo canta con "Los Fabulosos Baker Boys" (1989), que sobrevive a una clase de "Mentes Peligrosas" (1995), o que nos enamora con su encanto en "Íntimo y Personal" (1996). Yo sólo sé que no tiene películas en proyecto, y no quiero que sucumba a la tentación del bisturí... más veces, que no estamos en "Stardust" (2007)...



2. Annette Bening

57 años. 4 nominaciones al Oscar.

Vamos a ver: la primera injusticia es que Annette Bening no se llevara el Oscar por "American Beauty" (1999), uno de los no-premios más injustos de la historia de la Academia... La segunda, es que en esa y en otra ocasión, perdiera frente a una Hilary Swank que jugaba un registro muy similar... Y la tercera, que desde "Los Chicos Están Bien" (2010) ya hayan pasado 5 años, y no haya habido un papel ni un proyecto a la altura de una de las mejores actrices que existen.

¿Cómo es posible que la protagonista de "Valmont" (1989), "Los Timadores" (1990), "Bugsy" (1991), "Dentro de mis Sueños" (1999) o "Conociendo a Julia" (2004) sólo pueda aspirar ya a papeles secundarios o, con suerte, algún proyecto coral interesante? ¿Nadie la ha visto en "Madres e Hijas" (2009)? Si Annette Bening fuera francesa, ahora estaría en el mejor momento de su carrera, repartiéndose los guiones jugosos con Catherine Deneuve, Fanny Ardant o Juliette Binoche... Pero Hollywood prefiere pagarle un logopeda a alguna modelo de 20 años (o menos) y ponerla al frente de la última trilogía literaria para adolescentes que no saben leer...

Que intente cualquiera de esas comerse una escena como hace Bening al final de ésta con sólo una mirada, sin una sola palabra... Muy grande (aviso, spoiler).



3. Whoopi Goldberg

59 años. 2 nominaciones al Oscar. 1 Oscar: Mejor Actriz Secundaria por "Ghost" (1990).

"¡Hostia! La negra risa aquella"... Efectivamente, una hostia habría que darle a más de uno. ¿Se puede saber quién decidió que ya no queríamos ver a Whoopi? Porque eso fue lo que sucedió: algún productor decidió que una actriz negra y con un físico insoportablemente normal y con perímetro en aumento, a los 40 y tantos ya no podía ser cabeza de cartel... Y así, dejando a un lado telefilms alimenticios o trabajos de doblaje, en los que sigue siendo una habitual desde que pusiera su voz a Shenzi, una de las hienas de "El Rey León" (1994), para encontrarla en un proyecto mínimamente "mencionable", tenemos que remontarnos a "Ratas a la Carrera" (2001), a pequeños papeles secundarios en "Inocencia Interrumpida" o "En lo Profundo del Océano" (ambas de 1999), y para sus últimos papeles protagonistas tenemos que llegar hasta "Cómo Triunfar en Wall Street" o "Fantasmas del Pasado", dos registros totalmente opuestos en dos éxitos moderados de crítica y público... ¡De 1996! Hace casi 20 años, cuando ella había cumplido apenas los 41...

A estas alturas, puede que ya haya una generación completa que no se acuerde de ella: hoy en día, sigue siendo una cara familiar para el público de EE.UU. porque copresenta un programa de entrevistas en televisión... Pero, para muchos de nosotros, no sólo hizo uno de los mejores debuts en cine imaginables (en "El Color Púrpura", 1985) o seguirá en nuestros rankings de las mejores actrices cómicas de la historia del espectáculo... Para nosotros, siempre será "Sister Act" (1992).



4. Sigourney Weaver

65 años. 3 nominaciones al Oscar.

Otra cuenta pendiente de la Academia. Para muchos críticos y según infinidad de encuestas, una de las mejores actrices de la historia del cine.

La que fuera compañera de clase de Meryl Streep en la Yale School of Drama no lo tuvo fácil para colarse en una industria que no estaba acostumbrada ni dispuesta a colocar la cámara frente a una actriz de más de 1'80, ni a lidiar con la mirada de una mujer excepcionalmente inteligente (más de una vez se ha hablado de su elevado CI) con debilidad por los personajes de mujeres fuertes... Pero nada impidió que su enorme talento la convirtiera para siempre en una de las primeras heroínas de la gran pantalla: la Teniente Ellen Ripley de la saga de "Alien, el 8º Pasajero" (1979), un personaje con el que logró algo inaudito: una nominación al Oscar por su siguiente entrega, "Aliens" (1986)... Repetimos (porque esto merece ser destacado): nominada al Oscar por interpretar a una heroína de acción, en una secuela, de una película de culto de terror y ciencia ficción... ¡Olé sus ovarios!

"Armas de Mujer" (1988), "Gorilas en la Niebla" (1988), "Alien 3" (1992), "La Muerte y la Doncella" (1994), "Copycat" (1995), "Alien Resurrection" (1997), "La Tormenta de Hielo" (1997), "Mi Mapa del Mundo" (1999)... Y ahí nos tenemos que parar, porque ese fue el último gran papel de Weaver que obtuvo cierto reconocimiento, hace más de 15 años. Desde entonces, se ha salvado del ostracismo como trabajadora incansable que es, estrenando incluso varias películas cada año, y hasta en algún nuevo blockbuster como "Avatar" (2009), en la que su amigo James Cameron le reservó un papel de regalo... Pero ni un papel a su altura (nunca mejor dicho) desde hace años y, la mayoría de ellos, demasiado secundarios.

¿A la vista? Una nueva secuela de "Alien"... A ver si su Ellen Ripley (o algún experto en resucitar carreras de actores veteranos como Tarantino) la devuelve a la primera línea.



5. Jessica Lange

66 años. 6 nominaciones al Oscar. 2 Oscar: Mejor Actriz Secundaria por "Tootsie" (1982), Mejor Actriz por "Las Cosas que Nunca Mueren" (1994).

Tres palabras: "American Horror Story" (2011-2015). Ese podría ser el título de un documental que hablara sobre lo que Hollywood hace a sus actrices con el tiempo... Pero no, es el título de la serie de televisión que rescató a una de las actrices de cine americanas más destacadas, dotada de una sensualidad, una absoluta naturalidad y una emotividad raramente vistas en la gran pantalla.

Como para varias de esta lista, los 80 fueron su época: protagonizó el polvo pasado por harina (perdón por decir harina...) más famoso del cine en "El Cartero Siempre Llama Dos Veces" (1981), y de ahí siguió cosechando éxitos con papeles cada vez más intensos en "Tootsie" (1982), "Frances" (1982), "Dulces Sueños" (1985) o "La Caja de Música" (1989)... Y de repente, todo cambió. Con 40 años, dejó de recibir papeles de carácter para convertirse en "madre de" o "mujer de", siempre a la sombra de los protagonistas de la cinta ("El Cabo del Miedo", 1991, "Rob Roy", 1995), con sólo un par de excepciones: "Las Cosas que Nunca Mueren" (1994) le proporcionó un Oscar inesperado por todos (Jodie Foster, precisamente, era la favorita ese año por "Nell"), "Heredarás la Tierra" (1997) y "Titus" (1999)... Y hasta ahí. Desde entonces, pequeños papeles secundarios en títulos de mayor o menor éxito ("Big Fish", 2003, "Flores Rotas", 2005), pero nada a la altura de un potencial en plena forma...

Como muchas, intentó luchar por su lugar haciéndose algún retoque... Que resultó un desastre en los primeros intentos. Afortunadamente, su éxito en televisión debe haberle permitido subsanar el error, porque actualmente muestra un aspecto mucho más favorecedor.

Ahora, sólo faltan papeles que le permitan seguir pasándoselo pipa... No sólo en la pequeña pantalla.



6. Dianne Wiest

67 años. 3 nominaciones al Oscar. 2 Oscar: Mejor Actriz Secundaria por "Hanna y sus Hermanas" (1986), Mejor Actriz Secundaria por "Balas Sobre Broadway" (1994).

Eterna secundaria, pero una secundaria deluxe. Una de las dos únicas actrices (la otra es Shelley Winters) en la historia del cine que han ganado dos Oscar como secundarias. Casualmente, dirigida en ambas ocasiones por el genio de Woody Allen, pero... ¿Dónde está Dianne Wiest?

Si las que un día fueron protagonistas hoy se ven relegadas a pequeños papeles secundarios, las que siempre fueron secundarias... Ya se imaginan, ¿no? Pasaporte a ninguna parte. Tanto es así, que hace poco declaraba en una entrevista que no llegaba a fin de mes, y que tendría que abandonar su apartamento pronto; sólo encuentra trabajo actualmente en el circuito off-Broadway, y ya no le ofrecen papeles en cine... Increíble.

Además de sus muchas colaboraciones con Woody Allen, Wiest estuvo inolvidable en "Dulce Hogar... ¡A Veces!" (1989), "Eduardo Manostijeras" (1990), "El Pequeño Tate" (1991), "Una Jaula de Grillos" (1996) o "Yo Soy Sam" (2001), pero sus apariciones cada vez han sido más espaciadas y testimoniales. Sólo pudimos volver a disfrutar de ella en condiciones en... ¿Adivinan? Sí, de nuevo la televisión: un magnífico trabajo en las dos primeras temporadas de "En Terapia" (2008-2009) que supieron a muy poco. Pero mejor dejarlo estar y "no hablar"...



7. Glenn Close

68 años. 6 nominaciones al Oscar.

Sin duda, una de las (10... ¿5? ¡¿3?!) mejores actrices de la historia del cine, siempre comparada (incluso a veces confundida) con Meryl Streep. Si la Academia ha cometido un error escandaloso, ha sido no premiar en todos estos años a semejante titán de la interpretación... Así que no me extrañaría que, si no cae un proyecto premiable en un par de años (complicado...), sí caiga un Oscar Honorífico por toda su carrera.

Probablemente, será recordada por tres trabajos: "Atracción Fatal" (1987), "Las Amistades Peligrosas" (1988)... Y sí, "101 Dálmatas" (1996). Está claro que, desde Bette Davis o Joan Crawford, ninguna actriz había dado vida a tantas villanas con semejante brillantez y contundencia...
Casi siempre por encima de los proyectos en los que participa, nos ha regalado infinidad de trabajos dramáticos impagables, como en "El Misterio Von Bulow" (1990), "Cita con Venus" (1991), "La Casa de los Espíritus" (1993) o "Camino al Paraíso" (1997), y en los últimos años, ha encontrado refugio en películas independientes y de autor, como "Albert Nobbs" (2011), que le proporcionó una merecidísima nominación al Oscar después de más de 20 años desde la última ocasión...

Y una vez más, incomprensiblemente, la televisión se convirtió en la mejor opción para una grande: en "Daños y Perjuicios" (2007-2012), volvió a dar lo mejor de sí misma dando vida a la diabólica Patty Hewes, uno de los mejores personajes de su carrera... Y eso, en su caso, es mucho decir.

(Para este que escribe, su trabajo en "Atracción Fatal" debería estar en cualquier ranking de las mejores interpretaciones de la historia del cine...)



8. Susan Sarandon

68 años. 5 nominaciones al Oscar. 1 Oscar: Mejor Actriz por "Pena de Muerte" (1995).

Una vez más, y ésta duele especialmente, tenemos que repetir la pregunta... ¿Dónde está Susan Sarandon?

Casi comenzó con una de culto, "The Rocky Horror Picture Show" (1975), consiguió su primera nominación al Oscar a la Mejor Actriz por "Atlantic City" (1980), dignificó las historias de vampiros contemporáneos dejándose seducir por Catherine Deneuve en "El Ansia" (1983), antes de que los amantes de crepúsculos literarios se creyeran los modernos... Fue la nota cobriza de aquel maravilloso trío junto a Cher y Michelle Pfeiffer en "Las Brujas de Eastwick" (1987), y en "Los Búfalos de Durham" (1988) se convirtió en pionera de esa moda hoy tan común de emparejarse con hombres más jóvenes: el estupendo actor y director Tim Robbins (12 años más joven que ella), gracias a quien, años después, conseguiría finalmente su tan ansiado y merecidísimo Oscar por "Pena de Muerte" (1995)... Y aquella, inexplicablemente, fue su última nominación. Y ya han pasado 20 años.

Actriz de enorme talento, pelirroja inconfundible y mujer indiscutiblemente sexy incluso hoy en día al borde de los 70 (busquen imágenes y vídeos actuales...), para muchos, siempre será la amarga y determinada Louise de la mítica "Thelma y Louise" (1991), otros nunca olvidaremos las cotas de intensidad dramática que alcanzó con su inmensa madre coraje en "El Aceite de la Vida" (1992)... Y yo me sigo preguntando cómo es posible que su último gran papel (con premios de círculos de críticos y nominación al Globo de Oro incluida) fuera en 1998, en esa película patrocinada por Kleenex que es "Quédate a Mi Lado"... Porque si no lloras al final, es que no tienes lagrimales.

"A Cualquier Otro Lugar" (1999) supuso su último protagonista en una película decente. Desde entonces, varios telefilms (de primera calidad, eso sí, no de sobremesa de fin de semana...), y una infinidad de papeles secundarios en películas en las que, sin duda, Sarandon es siempre de lo mejor: "La Gran Caída de Igby" (2002), "El Compromiso" (2002), "Bailamos" (2004), "Alfie" (2004), o "El Fraude" (2012)...

En serio... ¿Cómo es posible que nadie le dé un papel a una actriz capaz de sustentar una película en peso sobre su talento? ¿Es que no hay historias sobre mujeres (¡sexys!) de 60 o 70 años? ¿Es que el cupo de las pelirrojas ahora lo tienen cubierto con Julianne Moore? Otra que, dentro de unos años, probablemente también tendremos que buscar con lupa...

En serio... ¡Queremos a Susan!



9. Sally Field

68 años. 3 nominaciones al Oscar. 2 Oscar: Mejor Actriz por "Norma Rae" (1979), Mejor Actriz por "En un Lugar del Corazón" (1984).

De acuerdo... Puede que el éxito de la serie "Cinco Hermanos" (2006-2011) y su reciente nominación al Oscar por "Lincoln" (2012) nos despisten y nos hagan pensar que todo va bien... Pero no, queridos: antes de la serie, la vida fue un páramo durante muchos años, y Sally merece infinitamente más que un par de secundarios en comedias mediocres cada par de años... Y ni se les ocurra hablarme de las secuelas, remakes, reboots o lo que sean "The Amazing Spider-Man" (2012) y "The Amazing Spider-Man 2: el Poder de Electro" (2014)... ¡Bromas al parque!

Comenzó en la televisión, saltó al cine haciendo mucha comedieta prescindible... Pero demostró de qué pasta estaba hecha y se metió a todos en el bolsillo (incluyendo un Oscar) con su promiscua, reivindicativa e inolvidable "Norma Rae" (1979). Luego llegarían trabajos destacados en "Ausencia de Malicia" (1981), "En un Lugar del Corazón" (1984) o "Escándalo en el Plató" (1991). Protagonizó con éxito la adaptación de todo un best seller como "No Sin Mi Hija" (1991), estuvo odiosa, emotiva y a la altura de esa fuerza de la naturaleza que fue Robin Williams en la inolvidable "Sra. Doubtfire" (1993), y accedió a un bombón de secundario (que no recibió el reconocimiento que merecía) en una joya como "Forrest Gump" (1994)...

Pero si hay que destacar alguna interpretación de esta actriz menuda (mide poco más de metro y medio) experta en madres coraje, de voz chillona, y con una capacidad increíble para dotar de fuerza a las mujeres que interpreta, en mi opinión serían dos: sus impresionantes trabajos en "Magnolias de Acero" (1989) y "Ojo por Ojo" (1996). En la primera, fue el alma de un imponente reparto coral de actrices marcadas por el drama del amor de esa madre hacia su hija enferma (otra película patrocinada por Kleenex...), y en la segunda, de nuevo una madre que, lejos de resignarse a sufrir una atrocidad y esperar a que la justicia haga su trabajo... Decide hacer justicia ella misma.

Por desgracia, su último papel protagonista en cine hasta la fecha... Pero qué papelón: sólo la escena al móvil corriendo entre el tráfico, justifica toda una carrera (aviso, spoiler):



10. Goldie Hawn

69 años. 2 nominaciones al Oscar. 1 Oscar: Mejor Actriz Secundaria por "Flor de Cactus" (1969).

Muchos no sabrán o ya ni se acordarán de la madre de Kate Hudson... Pero Goldie Hawn fue muy grande.

En su debut, con 24 añitos, ganó el Oscar a la Mejor Actriz Secundaria por la comedia "Flor de Cactus" (1969), disputándose escenas y a un seductor Walter Matthau con la gran Ingrid Bergman. Poco después, llegaría una película de culto ganadora en Cannes y firmada por el joven genio de Spielberg, "Loca Evasión" (1974), su trabajo favorito según ha confesado en alguna entrevista... Y en 1980, su segunda y última nominación por uno de los 100 mejores personajes de la historia del cine según la revista Premiere: "La Recluta Benjamín"... Y antes, durante y después, horas y horas de esa sonrisa pícara y contagiosa, porque pocas han sabido brillar en la comedia tanto y tan bien como Goldie.

Una de las actrices que menos en serio se han tomado a sí mismas, no ha tenido miedo de tomarse descansos de varios años entre proyectos, hasta que, según todo apunta, se retiró definitivamente con "Amigas a la Fuerza" (2002), por la que recibió una nominación al Globo de Oro... Probablemente, intuyendo que sería mejor abandonar la fiesta antes de que acabara.

Antes de eso, cambió de registro radicalmente en el thriller hitchcockiano "Engañada" (1991), toda una rareza en su filmografía que confirmó su solvencia para el drama... Pero siguió regalándonos momentos hilarantes: formó una pareja inolvidable junto a Steve Martin en "Esposa por Sorpresa" (1992), protagonizó junto a Bruce Willis y Meryl Streep la comedia negra de culto "La Muerte os Sienta tan Bien" (1992), se convirtió en musa de Woody Allen volando por los canales de Venecia en el musical "Todos Dicen I Love You" (1996)... Y ese mismo año, interpretó uno de sus papeles más divertidos y elogiados: su Elise Elliot de "El Club de las Primeras Esposas", un sorprendente éxito de crítica y público para una comedia protagonizada por tres actrices en la cincuentena...

En una de sus primeras escenas, el diálogo no puede ser más oportuno: sus amigas (Diane Keaton y Bette Midler) le preguntan si se ha hecho "algún retoque", si se ha hecho algo en la boca... Y ella, mientras intenta encender un cigarrillo sin apenas sentirse los labios por la última inyección de colágeno, les advierte que no se engañen, que tiene que hacerlo para contentar a todo el mundo: "juventud y belleza, esa es la cuestión: cuando los hombres... No, cuando las mujeres llegan a una cierta edad"...

¿Puede haber una escena mejor para acabar este artículo?


...

¿Son estas las únicas actrices olvidadas? No, ni muchísimo menos... ¿Son las peor paradas? No, en absoluto; si entramos en comparaciones con tantas otras, serían incluso afortunadas...

Y es que el tema daría para un par de volúmenes (y puede que me lo plantee), pero después de reflexionar sobre el asunto, de haber hecho un viaje por la nostalgia y la incomprensión para redactar esta lista... Sólo me gustaría compartir dos conclusiones con ustedes, queridos lectores:

1. Hollywood odia a las mujeres.

2. La próxima vez que vean un montaje de "antes y después", la última fotografía de la próxima Uma Thurman, Renée Zellweger o Meg Ryan... Recuerden: no sean crueles. Sólo luchan por sobrevivir en una industria que las elimina, simplemente, por cumplir 60, 50... o 40 años.

Triste... Muy triste.




0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)