13/7/17


En Hollywood todo tiene solución. O si no que se lo digan a los responsables de "Fast & Furious 7", a los que les cayó un marrón de los gordos cuando una de sus estrellas, Paul Walker, murió en un accidente de coche en mitad del rodaje. Incluso se llegó a rumorear que tal vez suspenderían la película (algo que nadie se creyó, por supuesto). Y el resultado final fue una cinta muy digna (en la que Walker no "muere" en los primeros cinco minutos, que hubiera sido el camino fácil) y un taquillazo espectacular en todo el mundo.

Pero claro, estamos hablando de una saga que llevaba seis entregas y que la víctima era uno de sus protagonistas principales. Porque, en otro caso, con personajes secundarios, lo más habitual es sencillamente sustituir al actor o la actriz y hacer como si nada hubiera pasado.

Es el pan nuestro de cada día, como bien sabrán los espectadores de "Juego de tronos", que ya han asistido a varios "recast". Aunque el caso más sangrante sigue siendo el de la serie de "El Príncipe de Bel Air", cuando la tía Vivian se hizo un "cambio radical" como quien no quiere la cosa, de una temporada a otra.

Como en los anuncios de la teletienda. El antes...y el después
En televisión, con eso de las múltiples temporadas, personajes que de repente cobran importancia y demás, es algo que sucede más habitualmente. Pero el cine también tiene su buena ración de cambios sobre la marcha, no se crean. Nosotros vamos a proponerles hasta 24 ejemplos repartidos en dos artículos (por eso de no eternizar el artículo).

Y ojo, que no estoy hablando de sagas que se resetean, como Superman, Spiderman...o Jack Ryan (cinco películas, cuatro actores: Alec Baldwin, Harrison Ford (2), Ben Affleck y Chris Pine). Ni James Bond (aunque resulta curioso que 007 cambiara pero M, es decir, Judy Dench, no lo hiciera; siempre me he preguntado si 007 no será un nombre genérico y en el fondo son personas diferentes ocupando el codiciado título). Y tampoco de novelas que forman parte de una saga pero que se conciben como películas independientes (Alec Baldwin y Tommy Lee Jones interpretaron al mismo personaje, Dave Robicheaux, en "Prisioneros del cielo" y "En el centro de la tormenta", respectivamente)

No, ese sería un buen tema para otro artículo. Pero éste que nos ocupa está centrado en personajes que cambian de actor dentro de la propia continuidad. Y ya me estoy alargando demasiado, así que ¿empezamos?

1. Iron Man: James Rhodes (Terrence Howard / Don Cheadle)

Cuando Marvel decidió hacer "Iron Man" (antes de darse cuenta de que con el carisma de Robert Downery Jr ya les bastaba para vender entradas), tiraron la casa por la ventana y reclutaron a un elenco lleno de actores de renombre. Entre los que se encontraba el nominado al Oscar Terrence Howard, contratado para dar vida a James Rhodes, alias "Máquina de Guerra"...


...pero, tras el éxito de la película, Howard pidió más dinero (algo que asegura que le habían prometido). Marvel lo pensó durante ¿diez segundos? y decidió que Don Cheadle sería un recambio maravilloso.


Por ahora Cheadle ha aparecido en "Iron Man 2", "Iron Man 3", "Los Vengadores 2" y próximamente lo hará en "Capitán América 3". Así que se podría decir que la jugada le salió redonda.

2. Las tortugas ninja: April O'Neill ( Judith Hoag / Paige Turco)

En mi humilde opinión, la primera película de "Las tortugas ninja" sigue siendo la mejor de todas las de la franquicia que se han hecho para la gran pantalla (aunque admito que la cinta de animación de hace unos años también estaba bastante bien). Y en ella la intrépida reportera April O'Neill tenía los rasgos de Judith Hoag...


...pero, para su (horrible) secuela, los productores decidieron darle el papel a Paige Turco. Lo curioso del caso es que, según la propia Hoag, intentaron contratarla de nuevo para la tercera parte (porque decían que "los niños la echaban mucho de menos") y que si no lo hicieron fue simplemente porque sustituir a la actriz que la había sustituido a ella iba a ser tan confuso que la cabeza de los críos explotaría al ver la película. 

Me da pena la pobre Judith. Pero como siempre he sentido debilidad por Paige Turco (qué estupenda que está en "Person of interest") al menos yo salí ganando con el cambio...


Luego vino la nueva versión con la cada vez más desmejorada Megan Fox (físicamente digo; interpretativamente hace mucho que tocó fondo), pero eso es otra historia.

3. Robocop: Alex Murphy (Peter Weller / Robert John Burke)

Paul Verhoeven firmó una de sus (múltiples) obras maestras con "Robocop", protagonizada por Peter Weller. Éste regresó para "Robocop 2" (ya sin Verhoeven) que fue bastante peor, tanto a nivel de público como de crítica. Así que cuando le enseñaron el guión de la tercera parte, viendo que la cosa iba cuesta abajo y sin frenos, dijo que gracias, pero que hasta ahí había llegado. Que mejor se iba a rodar "El almuerzo desnudo" con Cronenberg...


...pero eso no detuvo a los productores. A fin de cuentas es un personaje al que apenas se le ve el rostro, así que ¿qué más dará quién lo interprete?, es lo que debieron pensar. De modo que sustituyeron a Weller por Robert John Burke, que además salió mucho más barato. 

La película fue un desastre tan grande que mató la franquicia. Pero, en defensa de los productores, hay que admitir que no tuvo nada que ver con el cambio de actor. Simplemente el film era malo de solemnidad.


Como en Hollywood nada es eterno, "Robocop" también ha tenido su remake, con Joel Kinnaman poniéndose en la piel de Alex Murphy. Y no lo hace mal...pero ni él ni la película están a la altura de Weller y el "Robocop" original.

4. La Momia: Evelyn O'Connell (Rachel Weisz / Maria Bello)

Antes de que se lo tragara la tierra, cuando aún hacía pelis muy entretenidas, Stephen Sommers se sacó de la manga la saga de "La momia", una especie de "Indiana Jones de segunda" bastante reivindicable. Y acompañando a Brendan Fraser (otro "missing in action") estaba Rachel Weisz, que es esa actriz que lo mismo te hace "El jardinero fiel" (y de paso se lleva un Oscar) que se deja convencer para salir en "Oz". Ella fue Evelyn en las dos primeras entregas de la saga (dejemos de lado la tercera parte, "El rey Escorpión", que era un spin off protagonizado por The Rock)...



...pero cuando años más tarde Brendan Fraser decidió intentar reverdecer los laureles y retomar uno de sus personajes más exitosos, Weisz dijo que no contaran con ella. La razón que dio es que no le apetecía estar lejos demasiado tiempo de su hijo. Lo que sospecho: que ya se olía que la película iba a ser mala con avaricia.

En cualquier caso, su salida del proyecto significó la contratación de Maria Bello, otra gran actriz que quizás debería tener unas palabras con su agente sobre algunos de los proyectos que termina aceptando...


Después del fiasco de esta última entrega (dirigida, por cierto, por Rob Cohen y no por Stephen Sommers) yo diría que es muy improbable que ni Weisz, ni Bello ni nadie retome el papel en mucho, mucho tiempo.

5. Batman: Rachel Dawes (Katie Holmes / Maggie Gyllenhall)

Cuando Christopher Nolan perpetr...tomó las riendas del reboot de Batman, demostrando su impresionante amor por el hombre murciélago, en vez de apostar por alguno de los personajes clásicos de la franquicia, se inventó un nuevo interés amoroso para Bruce Wayne, Rachel Dawes, al que dio luz la ex-mujer de Tom Cruise, Katie Holmes.


...pero para cuando llegó el momento de rodar la secuela, Holmes alegó los tradicionales problemas de agenda para bajarse del carro. Y como su actuación tampoco es que hubiera despertado grandes pasiones, digamos que en Warner no le pusieron demasiados problemas para desvincularse del proyecto. Pero, curiosamente, cuando lo más sencillo hubiera sido simplemente eliminar su personaje, no, Nolan se empeñó en simplemente sustituir a Holmes por (una mucho más entonada) Maggie Gyllenhall.


¿Hubiera accedido Gyllenhall a aparecer en la tercera parte? Cualquiera sabe. De todos modos le queda el consuelo de haber participado en la que, de lejos, es la mejor película de la saga.

6. Batman: Harvey Dent (Billy Dee Williams / Tommy Lee Jones)

El de Katie Holmes no fue el primer reemplazo que sufrió la franquicia de Batman. Porque ya en los tiempos de Tim Burton hubo un curioso ejemplo de "recast". En sus dos títulos, Burton introdujo a Billy Dee Wulliams como Harvey Dent, en un papel muy, muy secundario, esperando el momento correcto para convertirle en Dos Caras...


...pero, cuando llegó ese momento (es decir, cuando Joel Schumacher tomó el control para demostrar que podía ser un enemigo peor para el Batman que el mismo Joker), por arte de magia a Harvey Dent se le clareó la piel y de repente asumió los rasgos de Tommy Lee Jones (y sí, podríamos debatir si realmente hablamos de continuidad de la franquicia, teniendo en cuenta que Val Kimer también sustituyó a Michael Keaton como el héroe de la función. Particularmente me decanto por el sí, basándome en la presencia del gran Michael Gough como Alfred)


Y sí, no he querido comentar nada, pero es curioso que Burton fuera un precursor en eso de cambiar la raza de un personaje (algo que pensaba repetir con Jimmy Olsen en "Superman")... y que, al adquirir mayor relevancia, Schumacher decidiera volver a hacerle blanco (no puedo dejar de pensar en la hilarante teoría de "Persiguiendo a Amy" sobre Darth Vader y su diferencia de color cuando es bueno o malo...)

7. Harry Potter: Dumbledore (Richard Harris / Michael Gambon)

Este es uno de los pocos casos realmente justificados para un recast.  Richard Harris, el Dumbledore original (que, por cierto, aceptó el papel porque su nieta le amenazó con dejar de hablarle si no lo hacía) posiblemente hubiera aceptado aparecer en toda la saga...



...pero su muerte, tras el rodaje de la segunda película, obligó a los productores a buscarle un reemplazo, que fue el igualmente excelente Michael Gambon.


Por suerte la salud de Gambon es mucho mejor que la de su predecesor y pudo completar el resto de la saga sin mayores problemas.

8. Harry Potter: Lavender Brown (Jennifer Smith / Jessie Cave)

Si comentábamos que el anterior ejemplo estaba más que justificado, éste ya no tanto. Porque mientras Lavender Brown era un personaje terciario, de los que aparecían en un par de escenas de "Harry Potter y el prisionero de Azkaban" (tercera entrega, por si se pierden con los títulos), no hubo inconvenientes en dejar que Jennifer Smith lo interpretara...



...pero cuando el personaje empezó a cobrar relevancia, allá por la sexta entrega ("Harry Potter y el misterio del príncipe"), los productores decidieron pasarle al testigo a Jessie Cave. 


Y sí, una actriz blanca sustituyó a otra de raza negra, soy consciente de ello (y en este caso parece mucho menos justificado que con Dos Caras, para qué negarlo. Pero yo no hice el casting, yo sólo pongo ejemplos...)

9. Terminator: John Connor (Edward Furlong / Nick Stahl)

"Terminator 2" es un clásico, una joya. Y se desarrolla los suficientes años más tarde que la peli original como para que John Connor, un cigoto al final de la primera, ya pudiera aparecer, crecidito y con los rasgos de Edward Furlong...


...pero entre la segunda y la tercera no pasa el suficiente tiempo como para justificar la sustitución del actor por Nick "Carnivale" Stahl. Salvo, claro, los problemas de drogas de Furlong (menuda pieza está hecho, su biografía es apasionante) y todos los problemas en los que andaba metido.

Así que los productores debieron pensar que ya bastante tenían con lo de la renuncia de James Cameron y su sustitución por Jonathan Mostow como para buscarse problemas adicionales, y que era mejor tener a otro actor más fácil de manejar.


"Terminator 3" tiene infinidad de problemas, pero la presencia de Nick Stahl no es ni de lejos el más grave. No me hubiera importado el cambio con tal de haber retenido a James Cameron o, como mínimo, haber contado con un guión un poco mejor...

10. Sin City: Dwight McCarthy (Clive Owen / John Brolin)

En la primera peli de "Sin City", Clive Owen dio vida a Dwight en uno de los relatos de la trama. Pero cuando Robert Rodriguez decidió hacer su tardía y muy inferior secuela, Owen decidió pasar olímpicamente del proyecto...


...y eso que sólo tendría que haber hecho un cameo. Porque "Sin City 2" tiene lugar antes de la primera, cuando se supone que Dwight tiene otra cara, antes de su cirugía estética, por lo que está más que justificada la presencia de Josh Brolin en el papel. Pero cuando éste pasa por el quirófano hubiera sido un puntazo ver el rostro de Clive Owen...


...pero no. Así que lo que tenemos es a Josh Brolin maquillado. Una decepción en una película que está plagado de ellas.

11. Sin City: Manute (Michael Duncan Clark / Dennis Haybert)

No fue el único caso de "recast" llevado a cabo en "Sin City 2", ya que el personaje de Manute también encontró nuevo actor. Aunque, como ocurría con Richard Harris, aquí también se trató de un caso de fuerza mayor, ya que el primer intérprete, Michael Duncan Clark, pasó a mejor vida...



...lo que permitió a Dennis Haybert hacerse con el papel. Y por una vez, y sin que sirva de precedente, su interpretación no nos hizo añorar al actor al que reemplazaba.


Lo único que eché de menos fue un poco más de calidad, en una secuela tan mala que ni siquiera la presencia de Eva Green (con mucho tiempo en pantalla y muy poca ropa) me anima a darle una segunda oportunidad.

12. El silencio de los corderos: Clarice Starling (Jodie Foster / Julianne Moore)

Haces una adaptación de "El silencio de los corderos", con Anthony Hopkins (tomando un papel que Brian Cox ya había hecho en "Manhunter") y con Jodie Foster decidida a protagonizar la cinta, a pesar de saber que no era ni de lejos la primera opción (Jonathan Demme, el director, quería a Michelle Pfeiffer, que cometió uno de los peores errores de su carrera al rechazar el papel). La película es un éxito de público y de crítica y te llevas los Oscar más importantes (película, director, guión adaptado, actor...y actriz). Todo perfecto...


...hasta que, gracias a un suculento cheque, el novelista Thomas Harris escribe una continuación, "Hannibal", que los productores, por supuesto, se dan prisa en adaptar para la gran pantalla, sustituyendo, eso sí, a Demme por Ridley Scott. Anthony Hokins, otro que no le hace ascos al dinero, se apunta al carro de inmediato. Pero Jodie Foster no se muestra interesada, de modo que no queda otro remedio que buscarle una sustituta a la altura: Julianne Moore.


Julianne Moore es una gran actriz que aquí, simplemente, estuvo correcta. Como Hopkins. Como Scott. No, no me parece que fuera una gran película. Así que sinceramente creo que Jodie Foster acertó al declinar el ofrecimiento.

Y hasta aquí esta (larga) primera entrega. Mañana, doce ejemplos más. ¿Se imaginan cuáles? La respuesta, en menos de 24 horas...




1 comentario :

Danos tu opinión :)