17/7/15


Estos últimos días se han sucedido las noticias relacionadas con el séptimo arte. Pero toda la prisa que nos dimos en publicar el "behind the scenes" de "Episodio VII" se tornó en pereza a la hora de enseñar la primera fotografía de las nuevas cazafantasmas, que ya lleva más de una semana circulando por la red.

La gente no parece muy contenta con el remake. Pero no creo que sea una cuestión de machismo, al menos en la mayoría de los casos. Yo soy de los que detestan lo que están haciendo, Y ojo, que soy megafan de Kristen Wiig, creo que Melissa McCarthy es una gran comediante y el trabajo de Paul Feig me parece de lo más interesante (sobre todo en "La boda de mi mejor amiga", donde salían las dos actrices citadas, y que es una de las mejores comedias de la década).

De modo que no, no es porque ahora las protagonistas sean mujeres. Si se concretara ese proyecto que tiene en mente Channing Tatum estaría igual de enfadado. Porque Cazafantasmas, personajes, sólo hay cuatro. Y a uno de ellos, Harold Ramis (que en paz descanse) se me antoja muy difícil que podamos volver a verle interpretar a Egon.

Estos son los verdaderos Cazafantasmas. Los demás, copias baratas.
El problema por tanto no son las personas escogidas, sino la película escogida. Quiero decir, es "Cazafantasmas". Un clásico de los 80. No conozco a nadie a quien no le guste. ¿De qué modo se puede superar eso? Sí, es posible que la nueva "Cazafantasmas" sea una película divertida (ojalá lo sea). Pero siempre será "la nueva versión de". Es imposible, insisto, imposible que supere a la original (ni siquiera "Cazafantasmas 2" logró estar a la altura de la primera, y eran los mismos personajes icónicos)

No voy a soltar el discurso de que "no deberían hacerse remakes", porque lo cierto es que Hollywood lleva haciéndolos toda la vida, y algunos son realmente buenos. Pero sí que creo que los productores deberían empezar a tener más ojo sobre lo que es carne de remake y lo que no.

La nueva "Poltergeist" es todo lo buena que puede ser un remake. Pero
ni esta niña es Caroline, ni Jared Harris es Zelda Rubinstein

Obviamente no poseo la verdad absoluta en esta materia, pero creo que todos podemos estar de acuerdo en unas nociones básicas. Entiendo que hagan remakes de películas mediocres, u olvidadas. Incluso de las buenas, pero cuyo momento ya pasó (sí, da algo de penita que estén rehaciendo "Le llaman Bodhi", pero bueno, no es un clásico al uso. Fíjense qué bajo pongo el listón).

Voy un paso más allá. No me gusta, pero comprendo que a Hollywood le dé por rodar sus propias versiones de excelentes películas extranjeras, por eso de que sus espectadores son muy vagos y no les gusta leer subtítulos (es el único motivo que se me ocurre para el éxito, Oscar incluidos, de "Infiltrados", que no deja de ser una copia inferior de "Infernal affairs". que cuenta mucho más y mejor en la mitad de tiempo del que necesita Scorsese). Aunque los resultados, por lo general, siempre están un escalón por debajo (o muchos) del original ("Déjame entrar", "Vanilla Sky", "The loft"...y estoy recurriendo sólo a los primeros títulos que me han venido a la mente)

Min-ski Choi. de camino a casa de Spike Lee, para tener una agradable
charla sobre el remake americano de "Old boy"
Sin embargo, hay algo que nunca entenderé y es ese afán por rehacer clásicos que ya permanecen en el imaginario colectivo. Que han adquirido la categoría de "obras maestras". Que hacen que ya nunca las cuestionemos, a pesar de los fallos que puedan tener. Esas películas que nunca han estado rotas. ¿Por qué intentar arreglarlas entonces?

Quiero decir, ¿alguien se imagina un remake de "Ciudadano Kane" triunfando? ¿O de "Casablanca"? No. Incluso aunque alguien tuviera la varita mágica y supiera cómo hacerla mejor que la original (que de entrada se me antoja harto improbable, pero bueno...) el público le daría la espalda. Porque les estarían intentando vender algo que ya tienen. Un invento que ya existe y funciona.

Para no extenderme, voy a poner sólo dos ejemplos.  El primero, "Psicosis" de Gus Van Sant. Un fracaso tan grande que ya hasta mucha gente ha olvidado que la película existió. Críticas pésimas, el público dándole la espalda... Y lo gracioso del caso es que Van Sant ¡copió la película de Hitchcock plano por plano! ¡Literalmente! Sin contar con que Vince Vaughn es, siendo sinceros, mejor actor que Anthony Perkins. Así que, como mínimo, la película debería haber sido acogida igual de bien que la primera, por ser exactamente lo mismo. Pero no. Porque las películas son hijas de su tiempo, y lo que hoy nos sorprende, mañana nos da igual. Si decidiera plagiar chistes de "Aterriza como puedas" y los pusiera en otra película, el público no se reiría. Porque ya lo hicieron. Ahora quieren chistes nuevos

Anne Heche, tomando una ducha porque se siente sucia
por haber participado en la nueva versión de "Psicosis"

El segundo ejemplo es el remake de "Pesadilla en Elm Street". Película que, siendo sinceros, no está nada mal. Y Jackie Earl Haley es un actorazo. Pero la gente la ignoró. ¿Por qué? Porque Freddy Krueger es Robert Englund. Si empezamos negando la mayor, el resto no tiene ninguna posibilidad de salir triunfante del envite.

Por eso me preocupa tanto el interés que los estudios tienen puesto en grandes clásicos de los ochenta. "Cazafantasmas" ya es una víctima, pero es que "Gremlins" puede ser la siguiente (con Chris Columbus a la cabeza, aún resentido de que le "estropearan" su guión original, mucho más oscuro)

Y mi pregunta es, ¿qué puede aportar un nuevo Gremlins? ¿Mejores actores? ¿Mejores efectos visuales? Ya, pero es que no creo que ninguno nos quedáramos especialmente maravillados con los actores originales o la calidad de sus efectos. Fue un cúmulo de circunstancias. Un todo afortunado que hace que las piezas a veces encajen. Historias como "Los Goonies" hay cientos. "Los Goonies", sólo uno.

Estos son los únicos Gremlins que me gustaría ver en el cine
Por desgracia tarde o temprano habrá "Gremlins" creados por CGI, para tristeza de miles de aficionados y del propio Joe Dante (por mucho que ahora salga diciendo que él no tiene nada en contra del remake; me lo creería más si no le hubiera escuchado personalmente en una conferencia despotricando del mismo). Y será un nuevo caso de "perdamos el tiempo haciendo algo que nadie nos está pidiendo".

Porque la lógica errónea de los estudios es "si tuvo éxito, es que hay público para un remake". Ya, pero es que a veces es más un "como tuvo éxito, el público no quiere ver tu maldito remake". Algún día les entrará en la cabeza...

Mientras tanto, al menos me alegro de saber que nunca, jamás de los jamases, habrá un remake de "Regreso al futuro". Al menos mientras Robert Zemeckis y Bob Gale vivan. Lo tienen tan claro que existe un contrato que así lo especifica. Y yo que me alegro. Sobre todo después de leer en su momento que Jon Hurwitz y Hayden Shlossberg, los directores de la saga de "Harold y Kumar", estaban interesados en el proyecto. Prefiero no imaginarme qué hubiera podido salir de ahí.




0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)