15/7/15


Estamos en verano, lo que significa que inevitablemente Disney-Pixar, los dos o uno de ellos, nos tienen que presentar su apuesta para todos los públicos, y ya de paso pues forrarse un rato largo. De momento con “Inside Out” es algo que claramente van a conseguir, porque la película va camino de los 500 millones de dólares en taquilla, con lo que probablemente estemos ante uno de los mayores éxitos de año.

“Inside Out” ha conseguido algo muy complicado, que es contar una historia original, algo que en los tiempos que corren uno podría pensar que es algo imposible. Pero amigos, a veces pasa. 


En “Inside Out” conoceremos a “Alegría”, “Tristeza”, “Miedo”, “Ira” y “Asco”. Cinco sentimientos básicos de la naturaleza humana que, valga la redundancia, tendrán esto… sentimientos. Una interesante vuelta de tuerca la del director Peter Docter, que ya consiguió llevar un paso más allá sus historias en las películas “Up” y “Monstruos S.A.”, donde siempre hay un pequeñajo o pequeñaja de por medio. Por cierto que, a modo de curiosidad friki, el co-director es Ronnie del Carmen, un viejo conocido de la animación televisiva que participó en "Batman: The Animated Series" junto a Paul Dini y Bruce Timm.


Durante 90 minutos – yo habría recortado 10 – el equipo de Sentimientos debe monitorear a su “huésped” y guiar sus decisiones. Por supuesto, como se trata de una peli de Disney, es Alegría quien lleva la puñetera voz cantante.  Pero ojo, que consiguen que la diversión sea más o menos continuada con los consabidos interludios buscando la complicidad del espectador con escenas más o menos dramáticas.

Me ha gustado mucho, tal y como decía, la originalidad con la que es contada la historia (que no deja de ser una fábula del paso de la infancia a una primeriza madurez) y la forma en la que es representada la memoria de la protagonista y las distintas zonas de su cerebro. Aunque siendo más básicos, mola mucho más cuando nos muestran el equipo de sentimientos de otras personas, que dependiendo del caso está formado por “cinco miedos” o “cinco iras”, amén de los títulos finales de la película que, de largo, es lo mejor y lo más divertido.


No es la película más redonda de Pixar, puesto que deja con la sensación de que falta algo, pero se deja ver.

PD: ¿Por qué Disney tiene esa obsesión con San Francisco?



0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)