24/7/15


El cine no es cuestión de géneros, sino de películas. Quiero decir, por ejemplo admito que me aburren terriblemente los biopics, pero sin embargo adoro "Ed Wood". 

Les cuento esto porque tengo que reconocer que estoy hasta las narices de las películas "found footage" (ya saben, esas que aparentan ser grabaciones en video hechas por los propios protagonistas) y sus derivados. "El proyecto de la bruja de Blair" fue una gran innovación, y hay películas como  "Rec","Chronicles" o "Contracted" de lo más interesantes. Pero son la excepción que confirma la regla.

El problema con "Eliminada" es que no es exactamente una película "found footage", sino que va todavía un paso más allá. Seis amigos, sentados delante de sus ordenadores, charlando por skype mientras abren youtube, facebook, el correo electrónico, Spotify...y no hay más. Así los 80 minutos. 

Y claro, como guionista pobre que es uno en la vida real, adoro las "películas de guerrilla" y que la gente decida hacer cine aunque no haya dinero. Pero creo que estamos llevando el concepto "low cost" demasiado lejos. Porque, siendo sinceros, "Eliminada" en teoría ha costado un millón de euros, pero lo que es el rodaje se puede hacer por 2.000. Poniéndome exquisito. En realidad hace falta aún menos.

No, la foto no es defectuosa. Es que la película es así
De modo que empiezo a no tener claro si esta clase de películas se hace porque el director considera que es un buen modo de contar su historia o porque, al no haber dinero, es el único modo de contar la historia. Intentaré explicarme mejor. "Cloverfield" (que, todo sea dicho, no me apasiona) es una película que elige inscribirse en el "found footage", porque sus responsables tenían pasta para gastar (la cosa costó sus buenos millones). "Willow Creek" tiene pinta de que, o se hacía así, o no se hacía.

La historia real de "Eliminada" sólo la conocen sus responsables, pero lo que se ve en pantalla es pobre, muy pobre. Y eso que la historia de fondo no está del todo mal. Grupo de chicos con amiga que se suicidó por un video comprometido subido a las redes. Y en el aniversario de su muerte, y mientras están chateando, descubren una presencia extraña en el skype, un "invitado" inesperado que no pueden borrar y que les obligará a asumir su responsabilidad en la tragedia de la joven... mayormente muriendo en el proceso.

Mi cara al descubrir que la película ha tenido éxito
Dicho así, suena bien. Pero claro, luego tenemos a un grupo de actores de cuarta categoría que recitan un guión a la altura de las circunstancias. A ver, una cosa es el realismo en los diálogos y otros que estos tengan que ser insulsos, repetitivos y carentes de interés. No, aspirantes a Ken Loach, no hace falta que los adolescentes de las pelis tengan que hablar como lo hacen los de verdad. Fijaos en "Scream", la película más tramposa y divertida de los últimos años. Nadie habla así en la vida real. ¡Nadie! Pero da el pego y no te quedan ganas de cortarte las venas escuchando a los personajes...

Si bien decía que la premisa está bien (más allá de que al final te quede la sensación de que "con amigos como estos, quién necesita enemigos", vamos, que son una panda de hijos de puta todos), admitámoslo, da como mucho para un capítulo de "En los límites de la realidad", no para un largometraje. 80 minutos son muchos minutos, y eso significa charla intrascendente a saco, mucho bla bla bla, secuencias innecesarias y aburridas y un continuo "por Dios, que pase algo ya". El problema de muchas películas de terror, todo sea dicho.

Hay una regla no escrita que dice que no se debe poner la palabra "libro" en el título de una película. Me gustaría añadir una segunda regla, y es que hacer un film en la que los personajes escriben (ESCRIBEN) en un chat durante casi 20 minutos y pierden tiempo en seleccionar canciones mientras la cinta corre, nunca da buen resultado. En serio.

Sí, sé que todas las fotos se parecen.
Pero es que la película entera va de este palo
Pero también he de admitir que posiblemente sea yo quien se equivoque. Porque "Eliminada" lleva recaudados más de 48 millones de dólares en todo el mundo. 48 veces lo que costó. Así que está claro que el problema es mío (en casos como estos me sirve recordar que "Episodio I" o "Transformers 3" están entre las películas más taquilleras de todos los tiempos, para no sobrevalorar tampoco a gran parte de la audiencia...)

De modo que quizás debería dejar de escribir y montarme ya mi propia peli de terror, que titularé "Go Pro". Porque estaré harto del género, pero me encanta el dinero. Y visto lo visto, parece que este es el camino para lograrlo...



0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)