9/6/17


Si hay algo que me gusta más que el cine oscuro y perdido de la mano de Dios, son las anécdotas y personajes tan estrafalarios y delirantes que lo rodean.

Y es que pocas personalidades tan extremas y retorcidas ha habido en el cine de cualquier género como la de Sady Baby….


Sady Pleuth, cineasta brasileño de origen chino y más conocido como Sady Baby, fue una de las figuras más controvertidas de la pornografía brasileña filmada.

La mayor parte de su filmografía está enmarcada en el final de la época de la ‘Pornochanchada’, cine erótico brasileño producido en los años 70 y 80, muy similar al cine del destape español, consistente en comedias de muy bajo presupuesto y de humor zafio.

Con la llegada del cine porno a Brasil a principios de la década de los 80, empezó la decadencia del género y Sady decidió pasarse al ‘hardcore’. Y aquí empieza la mandanga…

El bueno de Sady, demostrando una total falta de escrúpulos, se dedicó a rodar películas con menores de edad (seguramente niñas de las favelas que trabajaban a cambio de droga o de un bocadillo de mortadela. Con aceitunas) y films de zoofilia tales como ‘Engolindo a cobra’ (1988) o ‘A mullher do touro’ (1986).


Dada su pasión por los animalejos podríamos llamarle el ‘San Francisco de Asís del X brasileño’, tal y como le denominaban en un reportaje de un mítico fanzine español.

Tras un retiro de casi 20 años, el fulano decidió volver a ponerse tras las cámaras en 2008 rizando el rizo de la depravación (bueno, Argento anda ahí ahí con este señor…):  Tesão dos Crentes’  y el  polémico ‘A Filha do Diretor’, donde una de las actrices porno era… ¡SU PROPIA HIJA!. No contento con este “detallito”, decidió incluir  de nuevo a actrices menores de edad en el film.

Sady se las prometía muy felices con su regreso a la élite del infraporno brasileño hasta que la Policía Federal secuestró las películas y éste, al verse acorralado por las autoridades cariocas, decidió suicidarse tirándose del puente del río Uruguay el 16 de agosto de 2008. El cadáver nunca apareció y fue dado por muerto…


Hasta que en un rocambolesco giro de la trama digno del peor thriller americano de los 90s,  fue detenido el  25 de febrero de 2013 junto a su novia Patricia de 13 años en un control de carretera de la Policía Rodoviári Federal en Caixas do Sul, en la Serra Gaúcha.

Se les aprehendieron carnets con identidades falsas y se descubrió que habían sobrevivido durante 5 años realizando atracos y hurtos a diversos establecimientos.

Dice la leyenda, que a Sady no le gustaba usar preservativos ni siquiera con las putas de las favelas y que actualmente tiene alrededor de 40 hijos… Y de 40 tipos diferentes de SIDA.

Y es que como veis en este caso, las anécdotas que rodean al cine son más ¿divertidas? que el propio cine…
   


0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)