8/6/15



Un grupo de jóvenes se reúne para pasar un fin de semana en una cabaña en mitad del bosque, donde tienen previsto beber y practicar sexo. Pero sus planes pronto quedan trastocados por la presencia de una extraña criatura, sedienta de sangre, que comenzará a darles caza.

Vale, hasta aquí es el argumento más manido de la historia. Pero ¿y si ahora digo que la criatura es un conejo gigante con un miembro (de goma) de enormes proporciones, que intenta violar a toda hembra que se le pone a tiro al grito de "pussy"? Más aún, ¿y si en vez de una criatura hecha con CGI lo que tenemos es a un hombre metido dentro de un disfraz cutre de conejo? ¿Y si a la historia le sumamos un trío de delincuentes con un coche estropeado en cuyo maletero hay toda una sorpresa? Pues todo eso, y mucho más, es "Bunny the killer thing".


El finlandés Joonas Makkonen (que se dejó ver por el Nocturna) firma esta delirante película, del tipo de las que se disfrutan más a partir de la medianoche, en la "sesión golfa", y rodeado de gente dispuesta a pasárselo en grande. Porque, seamos sinceros, "Bunny the killer thing" no deja de ser una macarrada, una broma muy gamberra hecha con el único objetivo de conseguir que la gente se lo pase en grande.

El film, cuyo argumento se puede resumir en una servilleta (lo que, a pesar de lo que pueda parecer, no es una crítica) se convierte al final en una sucesión de escenas disparatadas, algunas más inspiradas que otras. Siendo sinceros el conjunto queda algo descompensado, con momentos que llegan a ser incluso algo aburridos. Pero no es menos cierto que, para compensarlo, tiene algunos momentos antológicos (al respecto, si ven la película, es imprescindible esperar hasta el final de los créditos, porque la última escena es sublime).

No es la primera aparición de este conejo con exceso de testosterona, ya que Makkonen realizó hace unos años un cortometraje basado en la misma idea. Y aunque la película no es exactamente una secuela, sí que recomiendo el visionado del corto. Sobre todo para que entiendan mejor lo que se van a encontrar.


Científicos locos. Un hombre-conejo mutante con la líbido desatada. Vírgenes desesperados por dejar de serlo. Creadoras de ropa con ideas extravagantes. Míster black. Y un grito de guerra pegadizo que no podrán quitarse de la cabeza: ¡¡pussy!!

Esto es "Bunny the killer thing", una irreverente propuesta que además se alzó con el premio en la sección Madness en el Festival Nocturna. Porque no todo el cine tiene que ser trascendente, a veces lo único que se necesita es una idea loca y ganas de pasárselo bien. Y ojo, que si la película tiene éxito, su director asegura que ya tiene ideas para la secuela...


0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)