6/6/15



Isabella Rossellini (la inolvidable protagonista de "Terciopelo azul", aunque para mí siempre será la verdadera Perdita Durango) se ha pasado al porno. Más aún, al porno con animales.

De acuerdo, la frase es sensacionalista y está escrita expresamente para captar la atención del lector. Pero teniendo en cuenta que la propia Rosellini ha titulado a su espectáculo "Green porno" (con la misma intención de marketing), me parecía un buen modo de comenzar el artículo.

¿Qué es, entonces, "Green Porno: live on stage"? Pues una conferencia de unos setenta minutos de duración en la que la actriz habla de la vida sexual de los animales. Tal como suena.



No les engaño. Ver el espectáculo es como asistir a una clase de la universidad (incluso Rossellini pone su mejor voz de catedrática). A una buena, eso sí. Cuando termina el show, descubres que no sólo has pasado un buen rato, sino que has aprendido unas cuantas cosas. Como que los patos son violadores, a los caracoles les va el sadomasoquismo, los delfines son un poco pervertidos y que si te cruzas con un sapo que esté en celo huye rápidamente, porque, llegados a ese punto, al animal le da lo mismo ocho que ochenta.

Aunque, claro, "Green porno" tampoco es una conferencia al uso. No cuando para contar las destrezas sexuales de las distintas especies Rossellini utiliza todo tipo de técnicas, desde marionetas a sombras chinescas, pasando por disfraces y videos protagonizados por ella misma que... no, es imposible describirlos. Es mejor que lo vean por ustedes mismos.


Naturaleza, sexo, ciencia y surrealismo. El resultado es un espectáculo deliciosamente bizarro que bebe mucho de los trabajos de Michel Gondry. Sin embargo, a pesar de que coge al espectador a contrapie, obligándole en ocasiones a frotarse los ojos para comprobar que no está soñando, el resultado jamás cae en el abismo de lo grotesco, haciendo de la honestidad de su propuesta su mejor arma (junto a un fino y elegante sentido del humor, provocador pero no soez).

"Green porno" nació hace ya siete años, en forma de cortometraje de dos minutos sobre la reproducción de los insectos. Desde entonces, el experimento de Rossellini (que comenzó el proyecto motivada por la fascinación que siempre ha sentido por los animales y la sexualidad) ha crecido hasta pasar a tener tres series de casi 40 episodios, un libro, un especial para Discovery Channel y ahora, por último, este espectáculo en vivo que ya se ha representado en más de 40 ciudades repartidas en 3 continentes.

El objetivo del show no es otro que hablar seriamente de la sexualidad en el mundo animal, pero de un modo divertido. Una especie de "Barrio Sésamo" para adultos muy recomendable. Aunque también les digo: la próxima vez que vaya a un zoológico, no seré capaz de mirar a los animales con los mismos ojos...

"Green porno: live on stage" se representa en la sala verde de los Teatros del Canal de Madrid, del jueves 4 al domingo 7 de junio.


0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)