25/6/15


Gez Medinger es co-director de la película "AfterDeath", cuyo estreno mundial se produjo en el festival Nocturna (Madrid), donde se alzó con el premio a la mejor película en la sección Dark Visions. Publicamos la entrevista realizada tanto en español como en inglés (y queremos aprovechar para darle las gracias por dedicarnos su tiempo y contestar a nuestras preguntas).

¿Cuál fue el origen de"AfterDeath"?
Robin (mi co-director) y yo llevábamos años hablando sobre lo bien que la premisa de la obra de teatro de Jean Paul Sartre "Huis Clos" ("A puerta cerrada") podía funcionar como película. Y después de que unos cuantos proyectos de mayor presupuesto en los que trabajábamos tuvieran problemas a la hora de encontrar financiación, me di cuenta de que la naturaleza autocontenida de esta historia significaba que podíamos conseguir algo importante con un presupuesto relativamente pequeño. De modo que, como primera película, era la oportunidad perfecta para contar una historia muy interesante, donde las constricciones de la localización funcionaban a favor de la historia, en términos de construir una atmósfera de tensión y claustrofobia.

La película sólo tiene cinco personajes, así que el casting era fundamental ¿Cómo fue el proceso?
Teníamos a una fantástica directora de casting, Rose Wicksteed, y un gran guión de Andrew Ellard, lo que hizo que los demás directores de casting nos tomaran seriamente, a pesar de ser nuestra primera película, de modo que pudimos ver a un gran número de fabulosos actores para todos los papeles. Uno de los desafíos con este film en particular es que se trata de una película coral, donde todos los personajes son igual de importantes y tienen que relacionarse entre ellos, en vez de contar con un actor principal y que el resto hagan su trabajo en función del mismo. Fuimos increíblemente afortunados de encontrar al elenco que queríamos y fue genial trabajar con todos los intérpretes.

Todos los personajes están muertos. No es un spoiler, es la premisa de la película. Pero en la primera versión de la historia no era exactamente así...
En mi desarrollo original de la historia, los personajes se daban cuenta de que estaban muertos a la mitad del metraje. Sentía que era una gran revelación que podía funcionar bien en ese punto de la película. Pero cuando incorporamos al proyecto al guionista Andrew Ellard, una de sus primeras sugerencias fue que moviéramos esa revelación hasta el mismo inicio. En su opinión la audiencia hoy en día conoce tan bien el género que iban a ver venir la sorpresa a kilómetros de distancia, lo que hacía inservible toda la primera parte de la película. Y por supuesto Andrew tenía razón, y la película funciona mucho mejor incorporando la idea a la premisa en vez de esconderla como un giro de la trama.



Cuéntanos cómo fueron tus experiencias durante el rodaje
Estuvimos tres semanas grabando en Norfolk y el proceso fue increíblemente maravilloso, pero al mismo tiempo extremadamente agotador. Yo ya imaginaba que iba a ser duro, y desde luego que lo fue. Estábamos rodando en febrero, en la costa este de Inglaterra, y teníamos actrices vestidas con ropa de fiesta muy corta, filmando secuencias en la playa y en el mar. Fue un auténtico desafío poder rodar lo que queríamos sin que ninguna sufriera hipotermia. Hacía mucho, muchísimo frío. Los interiores se rodaron en la misma localización y era un lugar muy pequeño, de modo que encontrar maneras de desarrollar las acciones y que las tomas no resultaran repetitivas fue también muy difícil. Otro reto fue mantenernos con energía durante todo el proceso de rodaje. Hacer películas es una actividad implacable y además no teníamos demasiados recursos, así que cuando sólo puedes dormir tres horas cada noche durante tres semanas, al final esto empieza a pasarte factura.

¿Cómo fue la experiencia de co-dirigir la película junto a Robin Schmidt?
Robin y yo ya habíamos co-dirigido un buen número de videos musicales y cortometrajes antes, de modo que nos compenetramos bien y compartimos un entendimiento inmediato de lo que funciona para nosotros y cómo llegar a ello. Trabajar como equipo nos otorga el doble de poder, en el sentido de que, ya que teníamos un plan de rodaje tan apretado, mientras yo estaba filmando una escena Robin podía ir preparando la siguiente y estar atento al monitor mientras rodábamos, estar encima de la escena y ver cómo estaba quedando. A su vez, en otras escenas yo podía estar atento a la historia y a las actuaciones mientras Robin se hacía cargo de colocar y mover la cámara y dirigir la filmación. Los dos trabajamos también como directores independientes, de modo que somos más que capaces de hacer cualquier parte del proceso por nosotros mismos. Pero como equipo sentíamos que éramos capaces de enfrentarnos a desafíos más ambiciosos y resolverlos satisfactoriamente.

"AfterDeath" es una película de terror, pero también muy filosófica. Hay muchas reflexiones interesantes acerca de la culpa, el destino y la predestinación...
Como equipo creativo, Robin, Andrew y yo teníamos muchas ganas de contar una historia que tuviera relación con las interpretaciones convencionales de la "otra vida" y los conceptos de culpa, virtud y justicia impuestos por la religión. Eran preguntas filosóficas que nos intrigaban y nos hacían tener muchas ganas de contar una historia que hiciera pensar a la audiencia acerca de estos conceptos sin necesidad de ser didácticos. De modo que sí, nuestro propósito era no sólo entretener a los espectadores en un viaje a través de un mundo de horror y ciencia ficción, sino también dejarles algunas preguntas filosóficas que supusieran para ellos cuestionar algunos de los puntos de vista convencionales que habitualmente se presentan al hablar de estas cuestiones.



Presentaste la película en primicia en Nocturna y te llevaste un premio. ¿Cómo fue la reacción del público?
Estaba increíblemente contento de presentar "AfterDeath" en Nocturna como premiere mundial. Mucha gente fue a verla y su reacción tras el visionado fue fantástica. Hizo que todo el tiempo, cariño y energía que puse durante años en hacer esta película valiera la pena. Y ganar el premio a Mejor Película en la sección Dark Visions fue un gran honor que no me esperaba. Estaba en el backstage, minutos antes de recibir el galardón, y de repente me di cuenta de que iba a tener que hablar delante de cientos de personas. Fue un momento de nervios, pero también una experiencia fantástica y me quedé realmente conmovido por la reacción de todos los que vieron la película y la disfrutaron.

¿Cuál será tu siguiente proyecto? ¿Será otra película de terror o quieres cambiar de género?
Robin y yo estamos muy excitados ante la idea de hacer películas de género que sean originales. Tenemos unos cuantos proyectos en desarrollo, no todos películas de terror, sino también thrillers y películas de acción. Tenemos una idea para un thriller que se desarrolla en un avión, un drama de acción que se desarrolla en los bajos fondos de Manchester y una historia de ciencia ficción épica en la que llevamos trabajando desde hace algunos años. Pero cuál de ellos se convertirá en nuestro próximo proyecto, eso aún no lo sé a ciencia cierta...


English version

What was the origin of "AfterDeath"?
Robin (my co-director) and I had been talking about how the premise of the Jean Paul Sartre play Huis Clos could work as a film for a number of years, and after a few higher budget projects we were developing struggled to get funding I realised that the contained nature of this premise meant you could achieve a lot on a relatively small budget. So as a first movie it was a perfect opportunity to tell a really tight and interesting story, where the constraints of the location actually worked in the story’s favour in terms of building tension and claustrophobia. 

The movie only has five characters, so the casting was crucial. How was the process?
We had a fantastic casting director on board, Rose Wicksteed, and a great script by Andrew Ellard which meant casting directors took us seriously as first time directors and we saw a number of great actors for the various roles. One of the challenges with this particular film though was that it was a real ensemble cast, where every character had a relationship with each of the other 4 characters, as opposed to simply casting a lead and then looking at how everyone else will play off them. In the end we were incredibly lucky to find the cast we had and it was a joy working with them.

All the characters are dead. It's not a spoiler, it's the premise of the film. But in the first version it wasn't exactly that way...
In my original story outline I had the characters realise they were dead at the midpoint of the film - it felt like a hefty revelation that would work well at that point in the movie. But when I brought the screenwriter Andrew Ellard onto the project one of his first suggestions was that we move this story beat right up front. Audiences are so savvy with the genre these days that they would see this turning point coming a mile off and the first half the film would be dead rubber. And of course Andrew was absolutely right and the film works much better to incorporate this idea in the premise rather than hiding it as a twist. 




Tell us about your experiences during the shooting process
We were on location in Norfolk for 3 weeks and the process was incredibly exciting but also extremely gruelling. I was expecting it to be hard, and it didn’t disappoint on that front! We were filming in February on the north east coast of England and had to have actors outside in skimpy clubbing clothes filming sequences on the beach and in the sea, and that was a real challenge in terms of getting what we needed without giving them hypothermia. It was extremely, extremely cold. The interiors were also all shot on location and it was a very small space - so finding ways to block the action and stop the visuals becoming repetitive in that space was also very difficult. The other challenge was just staying on top of the production itself - feature film making is relentless, and we were very lightly resourced so when you get 3 hours sleep a night for 3 weeks it starts to take its toll!

How was the experience of co-directing the film with Robin Schmidt?
Robin and I have co-directed a number of music videos and short films before so have a very easy rapport and instant shared understanding of what works for us and how we want to get there. Working as a team gives us twice as much firepower in terms of being able to get through material, so when we were tight on schedule Robin could be blocking the next scene whilst I was shooting the current one, and he would look up to the monitor when we were rolling to stay on top of what we were getting. On other scenes I would look after the story beats and the performance, whilst Robin would be responsible for camera placing/movement and staging of action. We both work independently as directors too so are capable of doing any part of the process ourselves, but as a team we feel like we can take on more ambitious challenges and come through successfully.

"AfterDeath" is a horror movie, but also very philosophical. There are a lot of interesting reflections about guilt, fate and predestination...
As a creative team, myself, Robin and Andrew (the writer) all felt very strongly about telling a story that resonated with the way we saw conventional interpretations of the afterlife - and the concepts of guilt, righteousness and justice as espoused by organised religion. These were philosophical questions that intrigued us and we felt passionate about telling a story that made the audience think about some of these concepts without being didactic. So yes, it was certainly our purpose not to just entertain and excite the viewer on a journey through a sci-fi horror world, but also leave them with some philosophical questions that might challenge some of the conventional viewpoints that we’re often presented with. 




You did the premiere of your film in Nocturna and you won an award. How was the audience reaction to the film?
I was incredibly excited to present AfterDeath as a world premiere at Nocturna. There was a huge audience for the film and a fantastic reaction afterwards. It really did make the time, sweat and energy that you pour into a film over a number of years worthwhile. And winning Best Film in Dark Visions was an incredible honour and one I wasn’t expecting. I was standing backstage a couple of minutes before going out to receive my award and I suddenly realised I’d have to say something to a few hundred people - it was nerve-wracking but a fantastic experience and I was really touched by the reaction of everyone who saw the film and enjoyed it. 

What will be your next project? It will be another horror movie or do you want a change of genre?
Robin and I are very excited about making elevated genre movies. We have several projects in development, not all horror movies, but thrillers and action films too. We have a thriller set on a plane, an action drama set in the triad underworld in Manchester and a sci-fi epic that we’ve been working on for a number of years. But which of these will be next I can’t answer for sure yet…!


0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)